Más vale Prevenir que Remediar
Tel: 01 (33) 3672 8699 y 1202 3992
WhatsApp 33 1014 3730
contacto@fumigacionesamezquita.com


LIC. SANITARIA 0514A-037

Mosquitos

Simulidos (Mosquitas, mosco bocones etc..)

mosquitoSon de cuerpo corto, rechoncho y jorobado, no exceden de 0.6mm de largo y con frecuencia miden mas o menos 0.3 cm, con alas cortas muy anchas, con venas anteriores más o menos definidas, agrupadas hacia el margen del ala, por el contrario, las venas mediales y posteriores son casi imperceptibles, la membrana alar es débil y generalmente recubierta de pequeñísimos pelillos. Las antenas son cortas, fuertes, en forma de cuerno, compuestas por 11 segmentos sumamente compactos. La cabeza es grande pero colocada abajo contra el tórax un tanto arqueado, dando la apariencia de joroba. El abdomen es corto, fuerte y de pared delgada.

Tienen grandes ojos compuestos y carecen de ocelos. Las piezas bucales de la hembra son en forma de estiletes, adaptadas para perforar tejidos y succionar sangre de sus hospederos, las hembras se encuentran entre las chupadoras de sangre más insaciables de los insectos picadores. Los machos se alimentan de líquidos vegetales. Las patas son cortas y robustas. Son mosquitos de colores variados, negro, ocre y amarillentos.
Sus huevecillos son adheridos a la superficie de las piedras, palos o vegetación que rompe la corriente de los arroyos en ondulaciones o rápidos, en grupos de varios cientos y generalmente recubiertos de un material gelatinoso. Las larvas cuelgan por medio de diminutos ganchos situados en cada extremo del cuerpo, a la superficie de las rocas en las partes más rápidas de las corrientes, las márgenes o las caídas de agua; el desplazamiento de la larva ocurre como el del gusano medidor, haciendo uso de la pata torácica. Además se puede desprender y por medio de un potente hilo de seda producido por sus grandes glándulas salivales, se deja llevar por varios centímetros, en el curso de la corriente. La respiración es por medio de filamentos cortos que constituyen agallas traqueales cerca del ano.

La pupa se ancla en la corriente rápida por medio de un capullo en forma de jarrón adherido a la roca y en éste la pupa es sostenida por ganchos de su abdomen. Respira por medio de agallas traqueales largas ramificadas adheridas al tórax, los adultos emergen del agua, flotan a la superficie en una burbuja de aire y emprenden el vuelo antes de que la rápida corriente los pueda ahogar.
El periodo larval dura de dos a seis semanas y a veces hasta la primavera siguiente; después de dos días a tres semanas de haberse transformado en pupa emerge el adulto. Los adultos son potentes voladores teniendo la capacidad de recorrer varios kilómetros. Son de hábitos diurnos y atacan de preferencia en días soleados

IMPORTANCIA Y TIPO DE DAÑO

Además de los bien conocidos piquetes dolorosos inflingidos por las hembras de los mosquitos, estos insectos son los portadores comprobados de cinco enfermedades humanas distintas. No hay método alguno conocido de adquirir la malaria, la fiebre amarilla, dengue y ciertas formas de filariosis, excepto por las picaduras de los mosquitos que previamente han picado a personas que tenían estas enfermedades.

LA MALARIA

Considerando al mundo entero, la malaria (la fiebre intermitente, o los fríos y fiebre), ha sido catalogada como la enfermedad más importante, siendo la causante de un gran porcentaje de las muertes que ocurren en la humanidad. En los trópicos, países enteros han estado prácticamente borrados de la civilización por esta enfermedad. Como puntualizó Ross, estos son por desgracia “especialmente las partes más fértiles, de buena humedad y de vegetación óptima; precisamente aquellas que son de mayor valor para el hombre”. Las diversas clases de malaria son ocasionadas por organismos microscópicos (Plasmodium vivax, P. Malariae, P. Falciparum y P. Ovale, Phylum Protozoa: clase Sporozoa) que viven en la sangre, destruyendo los glóbulos rojos y ocasionando anemia, alternando con frío, fiebre y sudor. El parásito, una vez introducido en el ser humano por un mosquito, puede aumentar rápidamente hasta tanto como tres billones, se encuentran presentes en la sangre de un paciente, pero no puede pasar de una persona a otra sin la ayuda de cierta clase de mosquitos, donde el parásito necesita desarrollar una parte de su ciclo de vida: los estados sexuales del parásito, los macro y microgametocitos, son llevados al estómago de la hembra Anopheles con un alimento de sangre de la persona que sufre de la malaria, la maduración y la unión de los gametos ocurren en el estómago del mosquito, formando el zigote que penetra a la pared del estómago para formar un oocisto. Entonces ocurre la esporogonia y el oocisto se llena con diminutos esporozoitos, los cuales revientan del oocisto en la cavidad del cuerpo e invaden las glándulas salivales del mosquito. Cuando el mosquito pica, los esporozoitos pasan a su nuevo hospedero por el líquido salival. El proceso entero ocurre en una o dos semanas.

LA FIEBRE AMARILLA

Hasta el final del siglo XIX la fiebre amarilla era una de las enfermedades más temidas en el mundo. Su causa no era conocida y terribles epidemias barrieron países tropicales enteros y puertos marítimos tales como Nueva Orleans, Philadelphia y la Habana. Esta enfermedad fue el factor más potente en la falla de los franceses para construir el canal de Panamá en la parte final del siglo pasado. En 1919, un grupo de médicos del ejército americano que estaban trabajando en Cuba, descubrieron que la enfermedad es extendida por una clase particular de mosquitos (Aedes aegypti Orden Diptera, Familia Culicidae) conocido entonces como el mosquito de la fiebre amarilla. Después de este descubrimiento, la enfermedad ha sido eliminada de país a país, hasta que ahora ha sido erradicada de muchas partes del mundo. Continuamente hay gran peligro de transportar mosquitos infectivos o un caso humano incipiente de fiebre amarilla por avión, a muchas partes del mundo en que están presentes los mosquitos portadores. La causa de la enfermedad es un virus filtrable. Aún cuando son desconocidas sus transformaciones en el hombre y en los mosquitos, existe la evidencia de que pasan una parte esencial de su ciclo de vida en cada hospedero. Recientemente ha sido perfeccionado un método de vacunación contra la fiebre amarilla. La conquista de esta enfermedad, constituye uno de los más grandes triunfos de la ciencia moderna.

LA FILARIOSIS

La filariosis es ocasionada por diminutos gusanos (Wuchereria bancrofti y W malayi, Phylum Nemathelmintes, Clase Nematoda, Familia Filariidae) que viven en la sangre y la linfa. Esta enfermedad rara vez es fatal, pero algunas veces es seguida por crecimiento o deformidades en los brazos, piernas, órganos genitales, u otras partes del cuerpo, siendo conocida como “Elefantiasis”. El embrión o larva, es encontrada en los pulmones y los vasos sanguíneos más profundos durante el día, pero cuando el paciente está descansando, usualmente durante la noche, estos gusanos pasan a los vasos sanguíneos superficiales y los mosquitos que se alimentan durante este tiempo pueden tomar algunos de ellos con la sangre enferma. Estos gusanos sufren una transformación en los músculos del mosquito y en dos o tres semanas más tarde, palomillas más o menos de 0.12 cm de largo, se abren paso a través del labium, a medida que el mosquito se está alimentando sobre una víctima nueva. Ellos barrenan a través de la labella y dentro de la piel del hombre, luego emigran a las linfáticas en donde crecen hasta una longitud de más o menos 7.5 cm y 2.002 cm de diámetro. Se aparean y las hembras producen a los jóvenes en forma ovovípara. Varias clases de mosquitos portan la enfermedad. Estas se presentan en muchas partes de los trópicos.

EL DENGUE

La cuarta enfermedad de la cual los mosquitos son conocidos como portadores es el dengue o fiebre quebrantahuesos, siendo más prevaleciente en los trópicos. Rara vez es fatal pero puede atacar prácticamente a la población entera de una villa o comunidad, por lo que son temporalmente experimentados grandes inconvenientes y sufrimientos. Los síntomas son una fiebre intermitente muy alta, acompañada por dolores terribles en los huesos y articulaciones y una erupción de la piel. Esta enfermedad causada por virus es extendida principalmente por las picaduras del mosquito de la fiebre amarilla.

OTRAS

El virus de la enfermedad humana encefalitis, que está ampliamente dispersa en América del Norte, es transmitido por varias especies de mosquitos.
Los mosquitos pican a toda clase de animales de sangre caliente, especialmente a los mamíferos domésticos y silvestres y aun a criaturas tales como las víboras y las tortugas. Aún cuando las enfermedades que acabamos de discutir son conocidas como molestias sólo en el hombre, los mosquitos transmiten enfermedades de otros animales, tales como la encefalitis equina y la malaria de los pájaros.

LARVAS

Las larvas de los mosquitos son los comunes “retorcedores” de los barriles para el agua de lluvia y los estanques quietos. La cabeza es larga y tiene cepillos bucales completos que, en movimiento constante llevan comida al interior de la boca. Las partes bucales son de tipo masticador y se alimentan de algas y otras pequeñas formas de vida vegetal o animal, ya sea viva o muerta. El tórax es hinchado y parece como de un segmento, pero tiene traza de patas en este estado. El abdomen es más delgado y lleva en el segmento octavo o sea el anterior al último, un tubo corto conocido como sifón, con el que la larva sale a respirar. Este suministro de aire es suplementado por las agallas traqueales con aspecto de cuatro dedos, adherida al último segmento del cuerpo, por las cuales absorbe oxígeno del que se encuentra disuelto en el agua. Las agallas por sí solas no mantienen a la larva viva y éstas deben acudir con frecuencia a la superficie para respirar. Generalmente descansan con el sifón proyectándose hacia arriba a través de la superficie del agua y el cuerpo colgando a cierto ángulo del agua. La mayoría de las especies descienden al fondo del agua poco profunda para alimentarse de la materia orgánica existente. En las larvas de los mosquitos anofelinos el sifón es muy corto y la larva generalmente descansa paralela a la superficie, justamente debajo de esta y alimentándose de algunos organismos tales como las algas, cuando son perturbadas nadan hacia abajo en el agua sacudiendo el abdomen de un lado a otro.

PUPAS

De dos días a dos semanas la larva puede alcanzar su completo desarrollo, midiendo más o menos 0.9 cm de largo en las especies comunes. El cambio al estado pupal se efectúa rápidamente a la cuarta muda. Esta es una clase inusual de pupa, nada muy activamente en el agua, evita los enemigos y hace casi todo lo que las larvas hacen, excepto alimentarse. Respira a través de dos tubos con forma de trompeta que se encuentran en el tórax. Los ojos, patas y alas se pueden ver desarrollándose a través de la pared del cuerpo en una cabeza y tórax grande combinados. El estado pupal es llamado frecuentemente “maromero” después de unas cuantas horas a unas cuantas semanas en esta condición, el insecto parte su piel por el dorso y el adulto sale, se balancea por unos cuantos minutos en la piel pupal vacía, hasta que sus alas se extienden y secan, y entonces se aleja volando. La mayoría de las especies pasan a través de varias generaciones cada año. Las larvas y las pupas de muchas especies comunes se crían en el agua estancada en grandes o pequeñas cantidades de agua, desde una poca de agua de lluvia captada en una lata de desecho a muchas hectáreas de agua pantanosa por nuestras costas y corrientes. Las larvas de los mosquitos anofelinos se crían en una gran cantidad de sitios, incluyendo especialmente el agua de movimiento lento o la inmóvil, donde son abundantes las algas verdes. El mosquito de la fiebre amarilla se cría donde haya un poco de agua limpia o sucia que quede expuesta el tiempo suficiente para que complete su ciclo acuático.

ADULTO

mosquitos

El adulto del mosquito de la fiebre amarilla pica principalmente al finalizar la tarde y el principio de la mañana. Es escurridizo, no hace mucho ruido, le gusta introducirse debajo de la ropa para picar y prefiere permanecer en las habitaciones. Tienen en el tórax un patrón muy peculiar, de color blanco en forma de lira. Muchos de ellos se pueden distinguir por el manchado blanco y negro o rojo óxido de las alas. Las hembras también difieren en que tienen los palpos más o menos del largo del labium, mientras que las hembras de otras especies tienen los palpos de sólo la tercera o cuarta parte del largo de las partes bucales. Cuando están picando o descansando, el eje largo del cuerpo en los mosquitos anofelinos está a un ángulo con la superficie en la cual está parado, mientras que los mosquitos culicinos mantienen el cuerpo paralelo a la superficie sobre la que se posan.

Otras clases de mosquitos pican principalmente de noche, pero hay suficientes que se aventuran en el día, para hacer la vida poco confortable a cualquier hora del día o de la noche, especialmente en los bosques o por las tierras bajas.

III.3. MEDIDAS DE COMBATE
Hablando en forma general el abatimiento de los mosquitos se debe llevar a cabo sobre una base de comunidad y de áreas grandes, bajo la dirección de expertos que determinarán las especies exactas consideradas, sus periodos de cría y los medios más efectivos y económicos de supresión. El combate satisfactorio depende del conocimiento de la biología del mosquito, especialmente factores como ciclo de vida, hábitos de cría, magnitud de vuelo del adulto, lugares de reposo del adulto y preferencias de alimento del adulto.
III.3.1. MEDIOS ELEMENTALES
Debido a que los mosquitos dependen del hábitat acuático para el desarrollo larvario, los medios más elementales de combate descansan en la eliminación de las áreas de cría, ya sea por el drenado, llenado, bombeo o desagüe temporal. Las especies domésticas pueden ser combatidas eliminando los receptáculos inútiles que pueden captar agua, tales como latas y otros y por la eliminación del agua detenida en los techos o en las goteras de las calles, en los drenes y similares.

MEDIOS MECÁNICOS O NATURALES

En donde los métodos de drenaje y desagüe son imposibles, como es el caso de lagos, ríos, corrientes y estanques para almacenar agua, el combate natural es imposible. Los estado larvarios de la mayoría de las especies de mosquitos dependen de la vegetación acuática para protección y desarrollo de organismos alimento. El combate especialmente efectivo anofelino puede conseguirse manteniendo la superficie del agua libre de dicha vegetación, ya sea por medios mecánicos o naturales. El manejo de los niveles de agua logra un propósito similar, el mantener el agua fuera de la vegetación marginal y también es efectivo sobre las larvas que se están retorciendo en la tierra seca. El manejo del nivel de agua es especialmente efectivo en los campos arroceros, inundándolos y desaguándolos alternativamente y en los receptáculos para almacenar agua en que, las fluctuaciones cíclicas y los recesos estacionales se pueden usar para retardar la invasión de plantas marginales en las áreas inundadas.

PECES LARVIBOROS Y OTROS

Los peces larvíboros, tal como la Gambusia, pueden ocasionalmente ser empleados para mantener libres de mosquitos a los estanques y lagos pequeños. Sin embargo, a pesar de su utilidad, rara vez consiguen una supresión completa de los mosquitos y esta medida debe ser reforzada por otras, tales como el poner telas de alambre en las casas y la aplicación de insecticidas.
La selección de los larvicidas para el combate de mosquitos, depende de las especies y hábitos de los mosquitos, peligros para los seres humanos, animales, peces, organismos acuáticos y demás vidas silvestres; la presencia de razas de mosquitos resistentes a los insecticidas y factores de costo.

CONTROL DE PLAGAS URBANAS

En el control de plagas urbanas, los mosquitos representan un problema principalmente por la molestia que ocasiona su picadura, se sugiere enfocar el ataque en el exterior hacia los jardines, cocheras, etc. y en el interior dentro de las habitaciones mediante aspersiones con piretroides.
Conviene localizar recipientes que contengan agua almacenada, sobre todo en época de lluvias, así como piletas, albercas fuera de servicio, etc. Proponer al cliente el uso o reparación de mosquiteros en los ingresos a la casa.

Los comentarios están cerrados.